Los beneficios de colorear mandalas

Lejos de ser una actividad infantil es un mecanismo que ayuda a los adultos a relajarse
Algunos terapeutas recomiendan esta práctica

Algunos terapeutas recomiendan esta práctica

Mandala significa en sánscrito “centro, círculo o anillo mágico” y evoca las fuerzas que rigen el universo. Es una composición a base de figuras geométricas que se relacionan con lo espiritual. La elección de los colores también denota los estados de ánimo. Prueba a colorearlos y verás los resultados:

1. Fortalece la capacidad de concentración al enfocar la conciencia y la mente en un punto.

2. Ofrece flexibilidad de pensamiento y de acción.

3. Conecta con nuestra parte creativa.

4. Reafirmar las habilidades de disciplina, exactitud y precisión.

5. Ayuda a desconectarnos de las preocupaciones diarias y nos relaja de forma natural. Especialmente porque encontramos un momento para dedicarlo a nosotros mismos.

6. Hace liberar endorfinas al estimular el lado derecho del cerebro (mente lógica, científica), produciéndonos una sensación de bienestar general.

7. Activa ambos hemisferios cerebrales, equilibrando el modo de pensamiento, las actividades de la mente y las habilidades asociadas a cada hemisferio. En un mismo dibujo se encuentran figuras geométricas que son captadas por nuestro lado lógico (hemisferio izquierdo) y los colores y dibujos que son captados por nuestro lado creativo (hemisferio derecho).

8. A nivel espiritual, ayudan a llevar la meditación a nuestro lado racional.

Por: http://www.elmundo.com.ve

Anuncios

Colorear mandalas, la estrategia para combatir el estrés

Colorear mandalas ayuda a lograr estados de concentración ideales, especialmente para aquellos niños dispersos y para ancianos con enfermedades como alzheimer.

Mandala significa círculo y es una técnica copiada de los hinduistas y budistas. Foto: Tomado de Facebook

Mandala significa círculo y es una técnica copiada de los hinduistas y budistas, quienes la han usado durante siglos para representar el universo, el cosmos, y a manera de purificación para acercarse a la divinidad. “Es un reflejo de tu alma. Es una herramienta sagrada cuyo fin es generar alineación entre mente y corazón. Esto nos conduce a la introspección y tranquilidad”, explica la terapeuta Diana Cadena, fundadora del centro Om Shanti.

Actualmente, esta terapia alternativa ha tomado mucha fuerza, sobre todo por sus efectos positivos en el ánimo de las personas. “Cuando pinto un mandala olvido las presiones del día. Lo mejor es cuando lo veo terminado, cuando veo que hice algo hermoso, siento que puedo lograr cualquier cosa, alcanzar cualquier objetivo”, asegura Camila Márquez, quien empezó a pintar mandalas hace un par de meses, después de terminar una relación amorosa.

Experimentar paz interior es la principal promesa de los mandalas. “Me ayudó a superar mi tristeza y aumentar mi autoestima, que estaba muy golpeada”, dice Márquez. Otros beneficios de esta terapia son generar equilibrio interior al armonizar las emociones, aclarar la mente, ayudar a la concentración, contribuir a conciliar el sueño y a tener una cabeza más dispuesta para solucionar conflictos.

Por ello, esta forma de terapia ha sido muy útil en personas con padecimientos como ansiedad y estrés, en quienes tiene un efecto sanador. Pero también en pacientes con enfermedades terminales, o en diagnosticados con cáncer, para quienes resulta una manera muy efectiva de distracción y autoconocimiento. “Las enfermedades físicas son reflejo de un desequilibrio emocional. Al alinear tu mente y u corazón con la ayuda de las mandalas, puedes lograr cualquier cosa, incluso sanar esas dolencias”, asegura Cadena.

Pero también como su objetivo es la meditación, ayuda a lograr estados de concentración ideales, especialmente para aquellos niños dispersos o ancianos con enfermedades como alzheimer, que necesitan fortalecer la mente. El gran atractivo de esta técnica es que es muy sencilla de practicar. Cualquier persona puede hacer un mandala, en el momento que decida y en el lugar que quiera. Lo importante aquí no es el resultado, sino el proceso.

La terapia con mandalas se hace en tres fases. La primera es de observación, pues mirar estas figuras irradia energía. La segunda es coloreando y en este punto, como explica Cadena, se puede hacer con una intención para que el alma se aliviane. “Cuando empiezas a crearlo, no se debe pensar en los colores, el mandala se hace solo porque está guiado por el alma. Si te gustó el resultado, la terapia funcionó”.

Finalmente, los más preparados están listos para crear sus propias figuras. “Me concentro demasiado cuando dibujo un mandala, eso me saca de este mundo y me calma porque no pienso en más, sino en el movimiento de mis manos dando color a las figuras”, concluye Márquez.

Por: http://www.semana.com

Los mandalas revelan tu personalidad

Escoge un mandala y descubre qué secreto revela de tu personalidad

¿Alguna vez te has puesto a pensar qué tipo de personalidad tienes o qué es lo que reflejas hacia otras personas? Con ayuda de las mandalas lo descubriremos.

Escoge una mandala y descubre qué secreto revela de tu personalidad [FOTOS]

 Por: http://www.wapa.pe

Las figuras de los mandalas

 paperbackstack_550x498 (2)

Los libros de mandalas se resisten a ser solo moda y hacen apuestas para mantenerse en el mercado.

Desde hace más de un año, las figuras con formas geométricas para colorear están en las librerías con la promesa de ayudar a la creatividad en los niños y a la paz interior de los adultos.

Sin embargo, según Susana Pérez de la Librería 9 3/4, la sobreoferta se ha encargado de que con el paso del tiempo disminuyan sus ventas.

“Yo no iba a aceptar más libros de ese tema, pero cuando conocí Los mandalas del camino, me pareció un trabajo muy diferente y los recibí en la librería”.

Cambió de opinión al conocer el trabajo de Carlos Pineda, un diseñador manizalita que, con base en el trabajo de los pintores antioqueños de chivas, realizó su propia versión de mandalas. Su libro hace un homenaje a estos artistas que tienen como lienzo las escaleras.

Otro libro diferente es el de Carolina Suárez, una empresaria que quiere usar los mandalas para llegarle a los niños. Su libro tiene como eje central los animales y su intención es que los pequeños vuelvan a jugar con sus padres.

Dos libros que se valen de temas particulares para hacer un cambio. Mientras uno ofrece una parte de la historia de las carreteras veredales antioqueñas, el otro brinda la posibilidad de jugar aprendiendo.

Por: http://www.elcolombiano.com

El poder curativo de los Mandalas

La primera imagen que viene a la mente al pensar en mandalas son círculos que contienen a su vez varias formas geométricas y diseños. Pero en realidad abarca mucho más.

Según explicó a Zona Violeta Marcela Bidondo —una artista plástica uruguaya que brinda talleres sobre esta herramienta- no tienen por qué ser circulares y ni siquiera tienen que ser en dos dimensiones.

“Mandala es una palabra de origen sánscrito que significa ‘lo que contiene la esencia’. Hoy entendemos que va más allá de un simple cuadro, pintura o diseño. Tiene otro beneficio, que es representar la parte interna de la persona”, dijo.

El beneficio más profundo de esta técnica, agregó, es que la persona vea esa información interior “y esto la haga crecer y superarse”.

No obstante, aseguró que “solo con colorear” ya se producen beneficios, “como relajación, recentrado, armonización, equilibrio cerebral. Pintar mandalas logra que ambos hemisferios se equilibren y por eso genera ese estado perfecto de la persona cuando realiza la actividad”.

Por: https://mundo.sputniknews.com